Aviso a visitantes europeos

Este blog utiliza cookies. Solo es quería avisar, pues google me lo exige.

miércoles, 28 de abril de 2010

Galaxy Express 999: El viaje de la vida.


¡Todos a bordo!

Uno de mis primeros acercamientos con el anime en su forma seria, fuera de acción como Mazinger Z, Sandybelle o Gigi (sí, soy de esa generación) fue a los 5 años cuando, en una de las veces que mi mamá me llevó a su trabajo, en un "break" para comer con sus amigas, una de ellas, que yo veía como señora, pero que ahora pienso no pasaría de los veinteytantos, les comentaba sobre una caricatura nueva en la tele. Me extrañaba que los adultos hablasen de de caricaturas. Algo escuché de un niño que quería ser robot porque se lo había prometido a su mamá moribunda.

El cosplay es...simplemente...no tengo palabras, tan sólo...¡Yo quiero una asíiii!!!


La pasaban en la mañana en canal 5, y uno que otro episodio llegué a ver. Me resultaba raro verla puesto que no presentaban las cosas como tan "para niños", sino más bien en un tono super serio, hablando de muertes, pérdidas, tragedias, tristeza. Sobre todo veía a una de las protagonistas, rubia, vestida de negro, y siempre la veía triste.

Claro que como niño, tenía mucho la idea de que la serie se trataba, como tema principal, de un tren que vuela y viaja por el espacio. Lo demás me era misterioso, sombrío, no entendía nada...

Fue más de 20 años después cuando el recuerdo de aquellos sucesos me movió de tal manera que busqué algo al respecto de esa serie. Actualmente sigue habiendo muuuy, muuy poca información al respecto, y cuando la busqué en mis primeros días de internet lo poco que pude encontrar fue en una página italiana donde venía la reseña de algunos capítulos. Unos cuantos añitos después, finalmente, pude descargar 33 episodios subtitulados en inglés de los 113 que la conforman. Ya no he podido descargar más por que, como se licenció en Estados Unidos, estos chicos que hacian el trabajo de Fandub decidieron retirarla. Se puede conseguir por Ebay, subtitulada en inglés, pero...bueh, quizás después lo haga.

Un tren...Por eso se dice tren de vida, y no autobús, ni avión, ni patín del diablo.Nomás vean lo frikis que son los japos, que hasta decoraron un tren con motivos Maetelescos.

¿Por qué la considero como el viaje de la vida? Porque quizás la vida misma lo es. No la comparo con un viaje de autobús o de avión por considerarlos medios de transporte con origen A y destino B. Es más como un viaje en tren, con varias estaciones, A, B, C...N...y en cada estación hay algo distinto.Algo que puede ser alegre, triste, o pasar sin pena ni gloria. Y siempre de terminal a terminal, si decidimos hacer el viaje entero. Hay quienes lo hacen y hay quienes se bajan antes.

Galaxy Express 999 (Ginga Tetsudo 999) es un anime adaptado del manga creado por Leiji Matsumoto en 1978, y es parte del "Leijiverso" que conforman series como Capitán Harlock, Queen Emeraldas, Galaxy Railways, entre otros. La temática a quien por primera vez se acerca podría parecerse a lo que yo pensé cuando tenía 5 años "ah...monos chinos. Un tren que va por el espacio.". Va muchísimo más allá. Nomás aclaro, no soy Otaku, no me considero tal, sólo me gustan algunos animes contados con los dedos de las manos (quizás alguno de un pie, jejejeje) Y sí, animes, nunca he leído Manga.

En un futuro muy lejano, la humanidad ha avanzado de tal manera que quienes se lo pueden permitir y tienen suficientes recursos económicos se pueden comprar un nuevo cuerpo. Uno que no tenga las debilidades de lo orgánico, un cuerpo totalmente robótico el cual pueden reparar si hace falta, y así vivir por siempre. Los cyborgs se congregan en las grandes ciudades, donde todo es placer, lujos, diversión, edificando sus construcciones sobre las ruinas de las antiguas ciudades. En estas ruinas, y en las afueras de las ciudades, viven los humanos de verdad, los de carne y hueso y sangre en las venas. Gente muy pobre, donde los más afortunados tienen algo de ropa, y los menos, andan desnudos. El sueño de muchos es abordar el tren intergaláctico más famoso de todos, el Galaxy Express 999, cuya terminal es el planeta Andromeda, en donde, se dice, los cuerpos robóticos se pueden obtener de manera gratuita.

El prota principal...no sabe qué mega viaje le espera.

Tetsuro Hoshino, y su madre, son dos de esas personitas que se dirigen a una de las ciudades más pobladas de la Tierra, entre la nieve, tan sólo cubiertos por una sábana cada uno. En el camino comentan sobre lo que harán al llegar, trabajar muy duro para conseguir suficiente dinero para los pasajes del tren. Pero no contaban con que los cyborgs de vez en cuando salen de sus ciudades de cacería. El Conde Mecha, uno de ellos, se encuentra en esta faena cuando descubre a Tetsuro y a su madre, y con sus compinches, los persigue, a caballo, claro. Con un rifle dotado de una mira sumamente precisa, consigue herir de muerte a la madre de Tetsuro, quien le urge al niño que se esconda, no sin antes decirle, que llegue al planeta Andrómeda por su cuerpo robótico. Tetsuro se esconde, entre la nieve, mientras Mecha y sus compinches se llevan a la mujer muerta como si fuese un trofeo de caza.

Tetsuro comienza de nuevo su travesía, pero ahora solo, hambriento, y con una tormenta que arrecia cada vez más. Siente que ya no puede más, y se desploma, esperando ver pronto a su madre cuando la dulce muerte lo cobije. Pero no muere, despierta en una cabaña de madera muy bien equipada, donde conoce a Maetel, su salvadora, una chica rubia que siempre viste de negro. Maetel le ofrece un boleto gratis para el 999, bajo la condición de que le permita ir con él durante todo el viaje. Tetsuro, felíz, acepta, no sin antes decir que él también tiene una condición: vengarse del Conde Mecha. Así pues, ya con la ropa proporcionada por Maetel, coge un rifle láser de una de las paredes y se dirige a la mansión del cyborg, no muy lejos de ahí.

Tetsuro entra abruptamente a la mansión, donde, en el comedor principal se encuentran Mecha con sus amigos, brindando con botes de aceite, mientras admiran a la madre de Tetsuro disecada en la pared. Esto enfurece más al niño, quien dispara a mansalva, acabando con los cyborgs, y vengando así, la muerte de su madre. Tras este incidente, la huída de la policía y la ayuda de Maetel, llegan por fín a la estación de donde partirá el Galaxy Express 999. Al abordarlo, comienza el verdadero viaje de Tetsuro, quien tiene por única meta conseguirse un cuerpo inmortal, y por supuesto, un viaje como la vida misma.

Iniciando la travesía a lo desconocido...

La pareja de protagonistas visitan muchísimos planetas a lo largo de la serie. Tetsuro aprende lo duro de la vida en el espacio, así como otras lecciones que hablan sobre la ambición de otros de tener un cuerpo como el que él busca, y se hará preguntas como, ¿qué pasaría si fuésemos seres amorfos y por lo tanto nuestra apariencia física no tuviera la menor importancia, seríamos más felices? ¿Por qué los vehículos de guerra y demás armamento dormidos en un planeta se activan con humanos cerca; es porque sin humanos, simplemente no habría guerra? En un planeta donde todo mundo brilla como luciérnaga, y es lo que determina el estatus social y económico, ¿qué tiene qué hacer alguien que no brilla para encontrarse un lugar en esa sociedad? Si alguien pudiera dar todo por una mujer, ¿daría hasta sus propios órganos, sus ojos, y sus bienes, hasta quedarse literalmente en los huesos?...¿Seríamos felices con un cuerpo inmortal?


Total...ya lo dio todo, no queda más qué perder...


Cuando me muera, quisiera que así fuera la entrada al otro mundo...con un tren esperándome, claro, sólo hay qué quitar a esa cosplayer, que tiene cara de gato...Insisto, los japos son más frikis que nadie, prepararon esta sorpresa el año pasado en la prefectura de Kagoshima con motivo de la peli más reciente de GE999.

Al final, y aquí no quiero poner Spoilers, Tetsuro finaliza su viaje con una mente bastante cambiada, y es aquí donde debe aprender su mayor lección. ¿Qué pasa cuando alguien que nos acompañó durante todo el viaje se va?

"Reloaded" el año pasado. Eso sin contar las otras dos pelis y el mini ova de crossover con Galaxy Railways.

Esta serie fue la que originó una pléyade de otras más en el Leijiverso, las cuales poseo la mayoría. Precuelas como Maetel Legend y Space Symphony Maetel. Y Spin offs que hablan sobre la vida del personal de los ferrocarriles galácticos, como Galaxy Railways I y II.

No...esto no lo van a encontrar...no va con la temática.

Un anime que recomiendo bastante, ya que con algunos episodios, honestamente, llego a soltar las de cocodrilo...un anime muy distinto a la ola de anime comercial de hoy en día. No van a encontrar tipos que lanzan bolas de energia, o tipas chichonas (razón por la que algunos animes me encantan, jajajaja) tampoco van a encontrar robots gigantes o que se fusionan unos con otros, o demasiada comedia. Hay desnudos, claro, pero no mueven para nada. Lo que van a encontrar...ya lo verán si tienen la suerte de encontrar la serie por algún lado. No vean la película; no es mala, pero la serie es muchísimo más profunda...


Esto sí lo van a encontrar. A veces parece un Western espacial. Pero no sin razones.

Si lo quieren descargar, la comunidad de Habla Hispana por fin ha comenzado con la labor de fandub. Los cuates de Frozen Layer llevan ya 7 episodios listos para un buen doodad. Yo me espero hasta que lleguen al 34:

Bájatelos ya


El soundtrack, según mi humilde opinión, también es algo que no se puede dejar pasar:


Que la Fuerza los acompañe...

1 comentario:

Anónimo dijo...

gracias por tu comentario, yo en mi juventud empece como un fanatico del anime, nunca Otaku, pero siempre me facino, con el tiempo uno al final llega a ver este tipo de series, las que realmente no tienen que ver con el anime, ni con ser Otaku, sino con ver algo interesante y unico. Yo vi la pelicula y me facino... la vi por un documental impresionante "Sans Soleil", que ocupa sus imagenes, aunque no trata sobre anime jajaja.
Ahora gracias a ti, voy a empezar a ver la serial.
Saludos y nuevamente, gracias!!