Aviso a visitantes europeos

Este blog utiliza cookies. Solo es quería avisar, pues google me lo exige.

jueves, 18 de agosto de 2016

Los Magufos



Acabo de leer El Espejismo de Dios, de Richard Dawkins. Es un buen libro, en el que el autor, famoso por su postura atea, expone razones, lógica y evidencia de por qué la idea de Dios no parte de una realidad, sino de una construcción meramente humana.

No es una obra que, como vulgarmente se dice, "me haya cambiado la vida", pero me hace pensar en mi propia postura no solamente con respecto a Dios, sino también con respecto a las creencias en general. ¿A qué me refiero? a que pienso que son muy diferentes las creencias de las certezas.

Las creencias, técnicamente, suelen ser ideas que alguien siente que son totalmente ciertas, aunque no tenga evidencia de ello o los hechos no concuerden con ciertas creencias. Las certezas son aquellas ideas sustentadas por evidencia, hechos y datos duros, y por lo tanto, técnicamente irrefutables (aunque alguien se invente "argumentos" en contra, pero en realidad son eso...inventos).

Y el tema que me ocupa en esta entrada va de la mano con las cuestiones de las creencias.

¿Qué son los magufos? Es un término que ya se utiliza desde hace años y años, y originalmente se utilizó para llamar así a charlatanes que ofrecían sus servicios o productos de terapias, medicinas o tecnologías alternativas a incautos que les daban su dinero, y como es lógico, aquello que compraban no funcionaba. Actualmente se utiliza el término para llamar así tanto a los charlatanes como a quienes creen a pies juntillas en lo que ofrecen cosas "New Age", alternativas, de "volver a la naturaleza" y demás.

¿Por qué estar en contra, o criticar ese tipo de creencias o a las personas que las tienen, si en muchos casos es de lo más inofensivo que hay?

El ejemplo de la homeopatía

Normalmente hay creencias como la homeopatía: suena "lógico" para algunas personas que el agua tenga "memoria" aunque esto no se ha demostrado de manera concluyente, como hipótesis es interesante, sin embargo, no hay nada que demuestre que partículas apenas diluidas en agua puedan curar alguna enfermedad, o reducir sus síntomas, o cosa por el estilo.

Cuando se presenta el argumento de la falta de evidencia y datos con respecto a la homeopatía, quienes la defienden suelen recurrir a que la ciencia no puede explicarlo todo (tienen razón) y que hay cosas que aun no entendemos pero que hay "genios" que sí las suponen o ya las saben y las han puesto en práctica. Ese es un "argumento" de defensa ante esta práctica de medicina alternativa.

Otra es la clásica teoría "conspiranóica" en la cual entran "las grandes farmacéuticas", es decir, que hay toda una maquinaria dedicada a desprestigiar a la homeopatía porque si se aceptara de manera general y se aprobara científicamente, las grandes farmacéuticas perderían millones en sus medicamentos llenos de "químicos" (todo en este universo es química) y que por eso es la guerra en contra de la homeopatía y de otros tratamientos "New Age" como la herbolaria, los cristales o cosas por el estilo. En parte es verdad, las industrias detienen cosas que no les convienen. Pero adoptan aquellas que sí les convienen, y si la homeopatía fuera un negocio redondo de millones (¡esperen, lo es!) se dedicarían mejor a hacer chochitos. Es decir, aunque la homeopatía es un negociazo, las farmacéuticas no se pueden arriesgar a usar algo que tienen un porcentaje de éxito tan bajo, si no, sí bajarían sus ventas. Y lo que sí ha demostrado la homeopatía es que en muchos casos NO es efectiva, en otros sí, pero por ciertas cuestiones que a continuación diré.

Quizás después de discutir con un creyente de la homeopatía, al ver los argumentos pesados en contra de dicha empresa, puede que acepte un poco a regañadientes que efectivamente, la homeopatía no tiene una efectividad como para considerarla un remedio fiable para alguna enfermedad, pero recurra al argumento de "el efecto placebo". Está demostrado que ciertas "mentiras blancas" ayudan a algunos pacientes a sentirse mejor, que hay un efecto psicosomático que refleja cierta mejoría en un paciente y reduce sus síntomas al menos por un tiempo; esto es común en quienes padecen una enfermedad terminal en cierta etapa temprana o intermedia, en donde se les engaña para que crean que con tal tratamiento, medicina o acciones (oraciones, rituales, etc) se sentirán mejor, y funciona en muchos casos, pero es temporal. En otros, cuando un médico sabe que es una enfermedad que puede curarse por sí sola, o con descanso por ejemplo, pero el paciente insiste en obtener una medicina, pues se le suministra un placebo, y suele funcionar.

El argumento con respecto a el efecto placebo es: "bueno, no es efectivo pero por lo menos le da consuelo a la persona, y además, no le hace ningún daño, es algo inofensivo". Sí. En eso estoy de acuerdo, sobre todo cuando alguien le quiere hacer la vida más llevadera a un ser querido y darle esperanzas, porque entiendo y lo he vivido, que a veces es lo único que queda para algunas personas que materialmente ya no tienen probabilidades casi de mejorarse de algun mal demasiado grave. En lo que no estoy de acuerdo es en quienes, de manera irresponsable, aplican tratamientos "alternativos" como ÚNICA forma de remediar una dolencia que REQUIERE la intervención de un profesional, de un medicamento o de un tratamiento que tiene más posibilidades de salvarle la vida o aliviarle. Y hay gente así, lamentablemente, que prefieren exponer a sus seres queridos a métodos alternativos y no probados antes que "caer en las garras del capitalismo, de la maldita modernidad que niega a la naturaleza, de la tecnología tan horrible", o como le quieran llamar. O sea, que prefieren ser hippies hasta la muerte, no vacunar a sus hijos, con tal de no caer en lo que tanto odian, luditas, al final de cuentas.

Es decir, es algo MUY irresponsable valerse solamente de técnicas "alternativas" para cualquier enfermedad, opino. Y aun para un efecto placebo, es altamente riesgoso. Y cuando se acepta que algo no sirve, ¿para qué usarlo?

Quizás unos últimos y desesperados argumentos sean, por ejemplo "seguramente trabajas para alguna transnacional o farmacéutica, y te pagan por adoctrinar personas". Esto es muy extremo y sumamente conspiranoico, pero hay casos así. O un clásico que se aplica a esto, y también a otras cosas como "quiero creer". Bien, pues, allá tu pero sé responsable. O aquel de "si no crees, respeta". Quizás para ellos respeto signifique "cállate y deja de poner argumentos y evidencias en contra de lo que creo". Si es eso, entonces debería ser recíproco, que también dejen de difundir teorías conspiranoicas sin bases ni evidencias. Respeto, en realidad, no significa callarse ante algo así, ni dejar de emitir opiniones.

Este ejemplo de la homeopatía se puede aplicar a muchas otras cosas: teorías conspiranoicas, transgénicos, herbolaria, OVNIS, y la lista sigue y sigue.

Otro ejemplo recurrente en los últimos años: el regreso a la sabiduría ancestral, milenaria, a comer "orgánico", "natural", a la herbolaria como método de curación de casi todo...digo, se puede aplicar lo mismo, de que "las grandes empresas no dejan que se haga más en la herbolaria, no les conviene, es que los antiguos tenían razón y con yerbitas se curaban o (el colmo) nunca se enfermaban". Pongámoslo así: es peligrosa esa forma de pensar por lo siguiente: en los tiempos de las "yerbitas", en esa "edad de oro" de sabiduría ancestral, la gente vivía máximo 30 o 40 años y se morían de enfermedades que hoy se curan con una simple vacuna o con un tratamiento a base de fármacos. Actualmente, en la época de los peligrosísimos transgénicos, de los químicos por todos lados y de las medicinas o vacunas que causan autismo (supuestamente), la gente vive más de 70 años, la tasa de mortandad relativa es mucho más baja que en las susodichas "edades de oro", tanto que existe sobrepoblación (ese es un tema aparte). No digo que la herbolaria no sirve. Es solo que existen muchos charlatanes en el negocio, y además, no se ha investigado a fondo primero, porque muchos científicos se enfocan en otras cosas y no la consideran relevante, pero siendo honestos, los "guardianes" de los secretos herbolarios tampoco se abren mucho que digamos a la investigación científica, que podría ayudar a que su conocimiento empírico se convierta en una certeza explicada.

Y hablando de sobrepoblación, otro ejemplo: Los transgénicos. Muchas personas que se oponen a ellos no saben que originalmente dichos alimentos fueron creados para que se multiplicaran más fácilmente, fueran más resistentes, y por lo tanto, pudieran atender la gran demanda que la sobrepoblación mundial exige. Los métodos "naturales" u "orgánicos" no pueden abastecer toda esa demanda, y ningun anti-transgénico se ha presentado con alguna propuesta con bases científicas en las que, por métodos "orgánicos" se pueda aliviar la exigencia de un mundo cada vez más invadido por los humanos. Es decir, que hay de dos sopas: o se usan los transgénicos para alimentar a una población que no deja de crecer, o se combate la sobrepoblación. Tampoco los antitransgénicos dicen cómo reducir, o controlar, la población mundial, y con eso, ya no habría necesidad de usar los transgénicos malos malotes. Aqui quiero conceder un punto a los anti-transgénicos: es posible que se promueva la sobrepoblación para, precisamente, sacar mucho dinero de producir y producir transgénicos. Es una hipótesis plausible.

Y como punto final: "los magufos", cuando están en contra de algo, la mayoría de las ocasiones esa contraria es de carácter ideológico, no de carácter "tengo pruebas o evidencia de lo contrario, mira", sino más bien de "yo no creo en eso, podrás presentarme toda la evidencia del mundo pero yo no creo en eso, no, yo no creo en eso (tapándose las orejas) no, yo no creo, lalalala, no creo no creo, lalalalalalalaaaa".

Solamente queda concluir que quizás haya creencias que coincidan con la realidad. Pero la realidad es como es, independientemente de las creencias que se tengan. Ese es el ideal científico (claro que muchas veces se tergiversa) pero, por más que creamos que un cuadrado es un círculo, este no se transformará en círculo, quizás solo en nuestra mente, pero en la realidad, seguirá siendo un cuadrado.

Que la Gorda los acompañe...

martes, 9 de agosto de 2016

Monsterball Go y la Rosa de Guadalupe: sensacionalismo puro

Desde que tengo uso de razón, situaciones como esta se presentan y aunque son hilarantes en cierto momento, también son un poco preocupantes por lo que implican, a saber, ignorancia, desinformación y una especie de "teléfono descompuesto".


Aun recuerdo cuando era niño, que en algún momento escuché que los pitufos eran "satánicos", yo entendía que según tenian qué ver con el diablo, pero también desde que tengo uso de razón he poseído un escepticismo algo marcado, es decir, no me gusta tragarme tan fácil lo que me dicen y menos si veo incoherencia entre el mito y la realidad. En verdad por más que les buscaba, no les veía nada malo a los Pitufos.

No es nuevo algo así: siempre han existido o las estampitas o tatuajes con droga (que aparecieron en la televisión pero a mí nunca me constó, pero sí al amigo de un amigo de un amigo del primo de un amigo que jamás conoceré), o los mensajes subliminales según en otro idioma (pero nunca explicaban cómo es que esos mensajes subliminales en una lengua desconocida se iban a registrar en el cerebro)


Pokemon: es un fenómeno que consiste en varios videojuegos, una serie de anime y muchas cosas más, y que, como muchos fenómenos populares, ha sido satanizado por razones que a veces se antojan absurdas. Recuerdo cuando causó controversia por cierto episodio que tenía una escena que causaba epilepsia, y por lo tanto, no se emitió en América. La razón: una especie de efecto "estroboscópico" en una explosión que afectaba a ciertas personas (no a todas). La noticia no se hizo esperar, pues Pokémon comenzaba a transmitirse en México, y como teléfono descompuesto, algunas señoras decían "es que es tan violenta la caricatura que por eso les dan ataques a los niños". Pokémon es uno de los animes más fresas e infantiloides que he visto, y eso de la violencia...bueno...nada qué ver.

En el pasado ciertos programas de televisión han aprovechado modas o han inventado chismes para hacer capítulos amarillistas y alarmantes, y vuelvo a poner el ejemplo de las estampitas con droga que alguna vez salieron en Carrusel, quizás recuerden que Cirilo se ponía bien forever y también la niña gordita que no me acuerdo cómo se llamaba. Y Mujer: Casos de la vida real (que eso de "la vida real" es una exageración) no se quedaba atrás.

Al terminarse el programa de Silvia Pinal para siempre, el hueco que dejó fue llenado por La Rosa de Guadalupe, que ha usado el tema de la explotación de las cuestiones de moda para mostrar tragicomedias que más parecen comedias mal actuadas. Pokemon Go, el juego de moda que ha trascendido estas últimas semanas y del cual mucha gente habla, y lo juega, no podía escaparse, y en la Rosa hicieron un capítulo en donde a unos chavitos les pasan mil desgracias por jugar dicha aplicación: se pelean por el amor de una escuincla, los atropellan, no entran a clases, e incluso un ruco sin escrúpulos decide aprovechar la modita esta para, primero, robarles los celulares a los chavitos, y segundo, secuestrarlos. Por cierto, en el programa, el juego se llama Monsterball Go, pero es una clarísima alusión.

No quiero generalizar, pero acabo haciéndolo: el público de la Rosa son señoras amas de casa que se chutan toda la programación de Televisa, desde los programas chafas mañaneros donde bailan como idiotas hasta las novelas de la noche en donde se pueden ver violencia de género, infidelidades, estereotipos, etc, etc, etc, cosas que no les parecen tan graves a estas señoras, pero que sí se espantan si en un programa como La Rosa presentan algo "potencialmente peligroso" para sus vástagos.

Es un escenario clásico el de la señora a la cual le parecen super peligrosas y violentas ciertas caricaturas (aunque no las haya visto) y le parece perfectamente normal la violencia que se presenta en las telenovelas (que incluso anima u obliga a sus hijos a verlas) e igualmente perfectamente normal que su familia sea disfuncional, llena de estereotipos de roles de género y violencia de todo tipo. Es decir, no hay coherencia, además de que se creen todo lo que ven en la tele sin informarse primero si es o no cierto.

El caso es que en la Rosa ponen situaciones que podrían darse en casos muy extremos, quizás, pero viendolo bien:

-Quienes más juegan Pokemon Go son jóvenes adultos que pueden pagarse su servicio de datos móviles o frikis que pueden jugarlo con emuladores de android desde su computadora engañando al GPS.

-Los chavitos de secundaria generalmente no tienen teléfonos compatibles con Pokémon Go. Los papás suelen comprarles celulares de gama baja (cobia, ZTE, y demás marcas chafitas) precisamente porque saben que siendo chavitos, son más propensos a perderlos, y en verdad peligrarían si llevan un celularote de gama media o alta (además de que luego no saben cuidar), así que si cargan un celular de 700 pesos, ni son tan atractivos para los rateros y tampoco pueden jugar Pokémon Go.

-Muchas de las "desgracias" que la Rosa pone en ese capítulo se pueden evitar con educación desde casa: en el hogar se pueden enseñar cosas tan sencillas como "no vayas a lugares peligrosos, no vayas distraído con tu celular porque te puedes caer o te pueden atropellar, cuida tu celular, no te enajenes con esa cosa", así que muchas veces no es culpa de que exista un jueguito o no...sino que ciertas cosas no se enseñaron desde la casa.

Podría pensarse que es algo inofensivo o hasta deseable que haya mamás preocuponas que agarren y se escandalicen por cosas así, pues de esa manera "protegen" a sus hijos. Pero si es con base en la ignorancia y en cosas que no les constan, pues ahí como que ya no está tan bien, ni es tan inofensivo.



Por cierto. ¡Monsterball GO SÍ existe! Los brasileños tienen la manía de hacer "mockbusters" de todo. Un Mockbuster es un portmanteau de mock (engaño) y blockbuster (éxito de taquilla), es decir, algo pirata que está diseñado para capitalizarse o aprovecharse del éxito de algo ya bien establecido. Monsterball GO, como buena app pirata, se congela, no sirve, y está llena de publicidad pero está destinada para engañar, en cierto modo, a los incautos para que la bajen y la jueguen.

Así las cosas. No hay qué exagerar. Sólo tener precaución.

Que la Gorda los acompañe...


viernes, 20 de mayo de 2016

El niño que descubrió una ciudad maya: hasta no ver, no creer...ni refutar.

Hace poco las redes sociales se volvieron locas (bueno, siempre están locas...) con la noticia de que un adolescente canadiense de nombre William Gadoury, quien es amante de la civilización Maya, había "descubierto" una ciudad de esa cultura gracias a una imagen de Google Earth y la superimposición de una carta estelar o algo así en la imagen. El caso es que vio una forma cuadrada, "clara indicación de que hay algo ahí que NO fue hecho por la mano del hombre". Hasta aquí, todo bien, una forma ortogonal en un entorno en el que predominan las formas orgánicas. Indica que hay ALGO. Pero esto no significa que se puede afirmar QUÉ ES ESE ALGO.

Es decir: afirmar que es una ciudad maya es adelantarse a los hechos. Las cosas no funcionan así. La investigación científica funciona con base en quitar la paja para dejar solamente lo más importante.



El arqueólogo Geoffrey Braswell, que trabaja de primera mano en la zona, declaró que podría no ser una ciudad maya, pues en ese lugar se encuentra un cuerpo de agua y además hay sembradíos de mota. Es decir, sí puede ser un cuadrado generado por el ser humano...pero un cuadrado de mota.

Tampoco quiero decir que Braswell tenga razón. La razón vendrá hasta que se demuestre o se refute que ahí hay una ciudad maya. Por lo mientras, las redes sociales han reaccionado de diferentes maneras: unos, como yo, con dudas y reservas hasta que no haya evidencia y datos duros, fotos claras, hallazgos físicos; y otros defendiendo al chavito, diciendo que "quizás el otro científico le tiene envidia porque él no la descubrió, blablabla", o con "argumentos" del estilo "yo QUIERO creer que ahí existe una ciudad maya"...y eso es lo más grave.

El afirmar que algo es algo que no se ha demostrado que es, es un grave error. La palabra UFO (Unidentified Flying Object) se castellanizó en el término OVNI Objeto Volador No Identificado). Dicho acrónimo se ha vuelto ya una palabra (el uso determina la regla) y OVNI se utiliza indiscriminadamente para llamar así a lo que se afirma son naves de origen extraterrestre. Técnicamente, la palabra OVNI significa que vemos algo volando en el cielo, pero es algo que NO hemos identificado, algo de lo cual no sabemos su origen, no podemos afirmar QUÉ ES, no sabemos qué es, punto. Ese es el significado correcto de OVNI, el cual no nos da la facultad para decir "los marcianos llegaron ya, y llegaron bailando el Ricachá". 

Un OVNI deja de serlo cuando se le identifica plenamente, cuando hay evidencia innegable (no pruebas borrosas o suposiciones) de que ES un globo aerostático, un globo de helio, una bolsa de plástico, un avión cuya imagen se distorsiona por las nubes, un reflejo, o una nave extraterrestre. Solo entonces podemos afirmar que es tal o cual cosa. El término de OVNI ha sido abusado hasta la saciedad por el público en general que no puede aceptar que algo que ve en el cielo, en ese momento, no tiene explicación clara, o por charlatanes que al hacer zoom en una imagen ya de por sí muy pixeleada, afirman que ahí están unos marcianitos saludando por la ventana.

El ejemplo del OVNI tiene qué ver con lo de la ciudad maya por lo siguiente: una metodología sana para poder comprobar que lo es, vendría de esta manera:

-Un niño ve algo "raro" en Google Earth, y formula una hipótesis; quiere decir que no es una afirmación, es algo que se puede demostrar verdadero o falso.

-Alguien responde con otra hipótesis, basado en su experiencia de años y su conocimiento sobre la zona

-Se echan sobre la mesa cartas que puedan ayudar a refutar la hipótesis: puede ser una pareidolia (la capacidad del ser humano de reconocer formas familiares aunque no sean de origen artificial), puede ser efectivamente un campo de mota, puede ser una ciudad maya, o puede ser algo más. Es muy sano que a una hipótesis se le encuentren puntos flacos o posibles fallas. Si sobrevive a todos los argumentos en contra, entonces es válida. Así de simple.

-Mientras, quienes están a la expectativa de si es o no es, son lo suficientemente maduros para aceptar que aquello NO ha sido identificado, y por lo tanto no pueden afirmar nada aún.

-Se hace una expedición, una exploración física del lugar, y entonces se recolecta evidencia que demuestre o refute la hipótesis.

-Se analiza la evidencia y se emiten conclusiones; los involucrados y el público en general, por más que les guste o les disguste la conclusión, la aceptan, PORQUE ES VERDAD, SEA LO QUE SEA.

En resumen, este "descubrimiento" aun no lo es. Es una hipótesis. En cuanto se compruebe o se refute la existencia de una ciudad maya, entonces sí, será o no será un descubrimiento. Y será entonces cuando la gente, ya sea de un lado o del otro, podrá afirmar que estuvo en lo cierto o no. Los que acertaron podrán ver que su hipótesis era cierta. Y los que no, aceptarán humildemente que se equivocaron. Claro, ese sería el escenario ideal. En el escenario real, estamos llenos de Magufos que "quieren creer" y ven conspiraciones en todos lados. 

No afirmemos ni refutemos nada de este calibre hasta que no tengamos las evidencias y datos duros necesarios.

Que la Gorda los acompañe...

martes, 12 de abril de 2016

¿Equidad de género, o voltear la tortilla? ¿Cooperación o guerra de géneros?

La violencia, la falta de respeto y la desigualdad de oportunidades existe, y ES UN HECHO que está recargada en contra del género femenino.

Cuando se habla de violencia de género (problema que está lleno de evidencias, de hechos lamentables y de casos sin resolver) hay muchas voces que saltan inmediatamente: "Sí, hay feminicidios, pero nadie habla de asesinatos contra los hombres"; "la solución no es la segregación en el transporte público" "los hombres también sufren violencia contra ellos". Sí. Pero es INNEGABLE que la violencia se ha hecho más, y de otras maneras, en contra de las mujeres.

Un ejemplo hipotético con dos diferentes escenarios: un asaltante que asesina a su víctima y, por supuesto, la víctima.

Si la víctima es hombre: El asaltante lo amenaza con violencia, le exige sus cosas, quizás lo golpea y lo mata inmediatamente.

Si la víctima es mujer: El asaltante la amenaza con violencia, le exige sus cosas, la golpea con saña, se la lleva a un lugar oculto, la viola, la tortura, la humilla,le dice cosas obscenas y la mata.

En los dos casos hay violencia, pero en el segundo es una violencia que no se "limita" a robar algo e irse corriendo, o robar y matar a la víctima sin "hacerla sufrir tanto". En el segundo caso hay sadismo, ejercicio de poder, saña, violación a la integridad de una persona. No es "nada más" un asalto.

Ese es un pequeño ejemplo de que, efectivamente, aunque todos, hombres y mujeres estamos expuestos a la violencia, esta se ejerce y se aplica de una manera más horrible contra las mujeres, por eso es muy justo, y necesario, el reclamo de hacer algo y no es una alucinación hablar sobre los derechos, garantías y oportunidades de las mujeres; la violencia es muy mala, pero si fuera "equitativa", hablaríamos de personas, de seres humanos en general, no de un género en específico.

Hay aproximaciones a la solución del problema, pero estas soluciones, ¿hacia donde van? ¿de qué se tratan? ¿cuales son las líneas de acción?

Esta entrada la enfoco más hacia la reflexión que hacia la proposición de algo, pues obviamente no soy un experto en el tema y en cierto modo estoy "del otro lado". Admito que existen muchas cosas que, por ser hombre, no seré capaz de entender en su totalidad, ni las voy a vivir, pero no por eso estoy exento de tener una opinión.

Por el lado ideal, pienso que los involucrados en una solución deberíamos ser TODOS: hombres y mujeres, para que el resultado final fuera una sociedad equilibrada, equitativa, en la que las personas no se distinguieran tanto por su género como por sus virtudes o vicios independientemente de si son hombres o mujeres, y que ningún género dominara sobre el otro, porque al final de cuentas, somos personas, ¿no?



Pero por otro lado pareciera ser un asunto de "voltear la tortilla", o de "guerra de sexos" en donde algunas mujeres hablan de que los hombres deberían sufrir lo que ellas han sufrido, y muchos hombres se quejan de que "quieren todos los beneficios pero ninguna obligación", de que están en desventaja, o simplemente, la reacción de "defensa" del machismo en general ante el empoderamiento o reivindicación de la mujer con insultos, o intentos de sobajarla, o más violencia.

Una constante es precisamente la segregación de géneros: en algunos casos tal parece que las mujeres hacen su lucha por un lado, y los hombres se desentienden, o vilipendian, dicha lucha. Es decir, no se ven a gran escala a ambos géneros, hombro con hombro, buscando la equidad, la igualdad de oportunidades. Si ambos géneros no se integran por la equidad, ¿entonces qué camino tomaría todo esto?

En el terreno de la ficción se ha visto la segregación extrema de los géneros, por ejemplo, cuando un género vive de una forma y el otro de distinta manera:

-En el universo DC Cómics, Wonder Woman, o La Mujer Maravilla, proviene de una isla invisible (Themyscira) en la cual no hay hombres, es una especie de utopía en la que viven las Amazonas, mujeres guerreras fuertes e independientes.

Themyscira

-En Star Trek, en un episodio, la tripulación de la Enterprise se encuentra un planeta en el que, siglos atrás, hubo una catástrofe: las mujeres, por serlo, fueron aceptadas en refugios subterráneos muy cómodos por una computadora central que dirige el planeta; los hombres fueron dejados en el exterior, a merced de los elementos. Ambos géneros, siglos después, consideran que no tienen nada qué ver uno con el otro y que incluso son especies separadas; las mujeres utilizan a los hombres tan sólo para trabajos manuales y pesados (si es que se requieren) y los hombres las definen como seres que "pueden dar placer y dolor".

Las Eymorg, seguras en sus refugios subterráneos; los Morg, a merced de los elementos

-En un OVA de Macross, llamado, Do you remember love?, la segregación de los géneros termina en que los Zentradi (hombres) están en una guerra constante contra las Meltrandi (mujeres). Gracias a su evolución, no necesitan al género complementario para reproducirse, y han pasado tantos milenios, que ignoran ser de la misma especie, y géneros complementarios.

Se creen de diferente especie, pero están más emparentados de lo que creen...Zentradi VS Meltrandi

En algunos otros trabajos de ficción (algunas novelas de corte feminista, por ejemplo) se pone de manifiesto que un mundo, o una cultura exclusiva de mujeres (sin un solo hombre) sería una utopía, un paraíso, sin guerras, sin hambre, etc. Pero, ¿será verdad?

¿Podría ser una solución, por ejemplo, "voltear la tortilla"? ¿Que para que los hombres "entendamos", tengamos qué pasar por lo mismo que han pasado las mujeres? Técnicamente sería lo mismo que han hecho en la historia los oprimidos que se rebelan en contra de sus opresores: un simple cambio de poder: ahora los oprimidos mandan, y se vengan de los opresores. La igualdad, ni sus luces.

Hay varias posturas. Y sí existen posturas radicales de mujeres en "tomar el control total de la sociedad y castigar a LOS hombres...a TODOS. Hayan hecho algo o no". En lo personal, no soy partidario de dicha postura. Es cierto que existe resentimiento, sobre todo de quienes han sido víctimas de violencia. Mujeres que, por ejemplo, por lo mismo, excluyen a los hombres de ciertas actividades en las que se podría tener una visión más global. Y ese resentimiento, pienso, es un gran freno para una solución más global. Y en lo personal, ese tipo de posturas me dan miedo, por obvias razones: ¿tendría yo qué pagar por lo que hicieron otros hombres en el pasado? Y vuelvo a lo mismo: la lucha de los oprimidos nunca ha sido en pos de estar al mismo nivel que los opresores. Ha estado en pos de la venganza, de arrebatarles el poder, de poner la balanza al revés, no de equilibrarla. Mi punto es, ¿hacia donde está enfocada toda esta lucha, está homologada, es homogénea? ¿debería ser exclusiva de las mujeres? Yo creo que no, que nosotros también deberíamos intervenir, y ser un trabajo, no una lucha (lucha suena a violencia) enfocado a la equidad. Pero eso sólo sería si, primero, se nos permite participar en ese trabajo, y segundo, si hay más hombres interesados en ello.

¿De qué se trata?

¿Qué opinan? Y me queda la pregunta, si en vez de patriarcado opresor, el mundo hubiera sido matriarcado, ¿cómo sería? ¿mejor? ¿hay quien pueda asegurar cómo habría sido, o cómo sería?

Denle click a este link para ver una opinión radical acerca de una Utopía Feminista en la que "los hombres deben pagar por lo que han hecho": https://witchwind.wordpress.com/2014/10/07/utopia-what-would-a-womens-society-look-like/

Que la Gorda los acompañe...