Aviso a visitantes europeos

Este blog utiliza cookies. Solo es quería avisar, pues google me lo exige.

martes, 29 de noviembre de 2016

"Yo no creo que la tierra gire", y otras cosas raras que algunas personas han dicho no creer

Aunque hay muchas cosas que damos por hechas, hay personas que simplemente no pueden creer en algo que para los demás es obvio, y no porque sea cuestión de creer o no creer, sino porque se trata de algo REAL acerca de lo cual hay evidencia más que suficiente. A veces pensamos que quien tenga esa forma de ver el mundo es un niño, o una persona que vive en alguna comunidad apartada, pero a veces resulta ser alguien en la universidad o en algún otro lugar. Y es increíble, esto sigue sucediendo, y aquí algunos testimonios:

 -Una chica de la universidad creía que los búhos eran creaturas míticas porque aparecían en Harry Potter; en verdad se sorprendió cuando sus amigos le mostraron que son reales.

-"Mi ex estaba totalmente convencida de que, si una chica estaba arriba durante el sexo, no podía embarazarse. Yo tenía 15 años entonces, y estábamos teniendo sexo, así que le seguí el juego; de todas maneras me puse condón porque no soy idiota, pero aun así se rehusó a que hiciéramos alguna otra posición, pues temía quedar embarazada".

-"En la universidad había una chica que no creía en los trucos de magia. Creía que todos los grandes magos de Las Vegas en verdad practicaban brujería y solamente fingían que todo era falso para que la gente no se asustara y los quemara en la hoguera. Le pregunté que si entonces creía que solamente los grandes trucos de magia como desaparecer tigres y cosas así eran brujería, o también los trucos con cartas; dijo, "bueno, los trucos de cartas muy buenos también lo son". Entonces le enseñé un truco muy sencillo (el Chicago Opener) y se fue asustada y jamás volvió a hablarme".


-"Mi ex novia no sabía qué era el Gran Cañón y después de que se lo describí y le enseñé fotos, pensó que quería engañarla. Ella tenía 17 años".

-"La rotación de la Tierra. Su argumento era que, si la tierra giraba, entonces no podríamos ir a ningún lado si volábamos hacia el Este, y que volaríamos al doble de velocidad si voláramos hacia el Oeste. Y como no es así, entonces la Tierra no rota.

No tuve el valor de explicarle. Era un caso perdido."

-"En las hormigas. No importaba cuantas pruebas le mostráramos, mi prima la tonta estaba convencida de que eran arañas. Tenía 15 años".

-"Suricatas. Mi papá, un hombre de más de 50 años, no creía que los suricatas eran reales. Más bien, que Disney los inventó en 1994. A pesar de que vio el documental de "la mansión de los Suricatas", seguía teniendo dudas. No fue sino hasta que lo llevé al zoológico que vio que eran reales y se echó a reir al ver a tantos "pequeños Timones" ".

-"Un compañero de trabajo no creía en los eclipses solares. Decía que eso era estúpido, puesto que la luna se derretiría al entrar en el sol. Traté de explicarle por qué estaba equivocado, y me llamó Cientólogo".

-"Una compañera de trabajo no creía que existieran personas "que no creyeran en Dios". Ella dice que sí creen, pero aun no lo saben o no han sentido "la divinidad dentro de ellos" ". 

-"Groenlandia. Creía que era un nombre que en broma le habían puesto a un iceberg gigantesco. Aunque ahora que lo pienso, no está tan equivocada".

-"Conozco a alguien que tiene una hermana que a su vez tiene un novio, y no creen en el gobierno. O sea, saben que existe, pero se negaron a registrar a su hijo, no pagan impuestos, etc. Son de esa gente que ni siquiera le han puesto nombre a su hijo. Seguramente lo dejarán escoger cuando sea mayor".

-"Cuando estaba en campaña, mi abuela no creía que Obama es mitad blanco. Así que le enseñé fotos de su madre blanca. No, no la convencí.

Abuela: "Si es tan blanca, ¿cómo es que nunca se deja ver?

Yo: "Abuela...está muerta"

Abuela:"Qué conveniente".

-"En pleno 2013, mi esposa no creía que las monjas existieran".

-"Un día en la preparatoria, en la clase de física mientras estudiábamos el espectro luminoso, vi a un amigo sentado en una esquina, y parecía totalmente retraído en sus pensamientos y algo enojado. Después de acercarme y preguntarle cual era el problema, me dice "Soy cristiano, y no creo en el espectro luminoso". ¿Qué?..."


-"Hace unos años compré un telescopio para cumplir un sueño de mi infancia y sumergirme un poco en la astronomía. Una de las primeras cosas que hago en la noche es mirar Saturno. En algunas ocasiones he hecho fiestas y alguien menciona el telescopio, así que lo saco (sí, somos adultos y vivo en el campo, así que el cielo es muy oscuro) y lo oriento hacia Saturno. En tres ocasiones ha habido gente que ve y dice, ¡Oh Dios, existe!"

-"Mi madre es muy inteligente pero cree que las enfermedades mentales son inventos de gente quejumbrosa y sensible; que las enfermedades mentales no existen".

-"Mi ex novia es una de las personas más inteligentes que he conocido, estudia inmunología en una de las mejores universidades del país, ha podido pasar exámenes con un mínimo esfuerzo mientras que yo tengo qué estudiar con meses de anticipación, y aun así, no cree que la teoría de la evolución sea remotamente correcta".

-"Conozco a un tipo que no cree que los seres humanos hayan llegado a la luna, pero no por las razones usuales, sino porque cree que cualquier cosa que se origine en la Tierra y salga de la atmósfera, deja de existir.

Cree que la materia terrestre desintoniza sus vibraciones o algo así, y simplemente se esfuma; no cree ni en los alunizajes, ni en la Estación Espacial Internacional, ni en los satélites".

-"Tenía un compañero de dormitorio en la Universidad (medicina) que no creía en la medicina moderna. Creía que todo se daba bajo el efecto placebo y que todo se trataba acerca de hacer dinero, era un gran fraude y quería entrar a ese negocio.

Por si fuera poco, creía que antes de la Revolución Industrial, la gente vivía cientos de años, como Matusalén, quien pensaba que era real. Y que justo después de aparecer las máquinas, las medicinas y los alimentos procesados, la gente perdió esa habilidad debido a sus debilitados sistemas inmunológicos."

-"Tengo un amigo que cree que la existencia de ondas (de energía, sonido, etc) es una broma. En verdad no lo entiendo".

-"Tenía un amigo en la primaria que no creía en los tiburones. Pensaba que eran un invento de los adultos para no llevar a sus hijos a la playa".

-"Narvales. Mi amigo creía que eran una cosa imaginaria que había salido en una animación".



-"Mi ex novia no creía en los dolores de cabeza".

-"En la primaria, una niña no creía en Santa Claus. ¿Entonces quién le llevaba los regalos cada Navidad?".

-"En los átomos. O sea, no creía que la mesa de café estaba hecha de átomos unidos entre sí. Tan sólo creía que "así era". No entiendo cómo procesar esa idea".

-"Una amiga no creía que los animales no podían entender el lenguaje de los humanos. Es decir, creía que su gato entendía todo lo que le decía. Cuando le dije que no era así, me dijo que quizás era porque el gato venía de otro país y solamente entendía el lenguaje de ese país. Y aun no me cree."

-"Mi hermana, de 21 años, hace como un año veníamos con mis padres por la carretera, y al ver la luna creciente, decía que no podía creer que la luna hiciera eso. Cuando le preguntamos qué, nos dijo que cómo la luna podía dejar de brillar por completo.

Ese fue el día en que tuvimos qué explicarle a una estudiante de 20 años recién aceptada en la carrera de Leyes que la luna era una roca y que no emite luz propia".



-"El abuelo de mi amigo no cree que Japón exista. O sea, si le compras un boleto a Japón, creerá que el avión aterrizará en el océano, o algo así".

¿Conoces alguna otra cosa rara o ridícula, en la cual la gente crea o no crea?

Que la Gorda los acompañe...

No hay comentarios: