Aviso a visitantes europeos

Este blog utiliza cookies. Solo es quería avisar, pues google me lo exige.

lunes, 26 de abril de 2010

2033

2033: La película. Una campaña mediática. Props, escenarios y maquetas en algunas partes de la ciudad, como la Facultad de Arquitectura de la UNAM y el metro Copilco. Un trailer con escenas a lo mejor buenas, y una trama que parece prometedora. México incursionando en la ciencia ficción "seria", ya que no cuenta la peli donde Clavillazo va a la luna, o Pepito y Chabelo enfrentándose a unos extraterrestres.

El poster, de sobra conocido. Sí, El Pepinillo, de Norman Foster, en forma de arco alrededor de la Torre Latinoamericana. Si no, vean abajo...

¿Así o más pirata?

Comentaba hace algunos ayeres con el Mago Saurom acerca de esta peli, y él hizo el comentario de, ¿por qué no está en muchos cines? Además de comentar que ojalá no fuese de esas pelis que con ver el trailer, ya lo viste todo.

Decidido a averiguar más sobre la peli me puse a buscarla en los puestos bucaneros de la ciudad, y en casi ninguno la tenían, hasta hace poco que se la compré, como siempre y para no gastar 50 pesos a lo wey, a Don Garfio. Recíen la acabo de ver; iba a advertir que lo que sigue son SPOILERS, pero la neta me vale madre, porque ps efectivamente: viendo el trailer, ya viste la película completa.

El año 2033 es el marco temporal de una Ciudad de México renombrada Villaparaíso, donde todos aparte de comer sanamente, toman una cosa llamada PACTIA, que contiene la droga ficticia Treptanol, utilizada por el gobierno para tener a la gente toda estúpida como ahora con Televisa y otros medios. Y hablando de medios, la ciudad está llena de pantallas como holográficas donde se presentan las noticias, y otras cosas, y que al final de cada presentación se recalca que "el gobierno se preocupa por tí, una ciudad segura" y blablabla.

"Como siempre, les recomendamos quedarse en la sombra y tomar muchos líquidos: PACTIA y agua".

Todo esto surgió de años atrás. En algún año anterior al 2033 un sujeto sólo conocido como PEC tomó el control de México, prohibiendo el culto (incluso al inicio de la peli aparece una figurilla de Jebús partida por un martillo). El caso es que se crea un estado totalitario que persigue a creyentes, y a opositores al régimen (me huele como a una apología hacia los Cristeros de los años treinta). El caso es que PEC ya es un pinchi ruco que apenitas si se mantiene vivo, y lo sucede un tal Gerenal Gasdás...ah no...General Jamaro, quien tiene un hijo adoptivo llamado Pablo.

Pablo es el clásico junior, pero versión futurista, que se mete chunche y medio al cuerpo, se la pasa de antro en antro y relax porque sabe que no hay pex por su futuro, pues heredará el puesto de Jamaro algún día (Como cualquier Junior que sabe que heredará un negocio, estudie o no). Entre sus hobbies están hacerle fuchi a los vagabundos e irse de cacería con sus cuates a lo que en la peli identifico como la Sierra de Santa Catarina. ¿Qué caza? Humanos...desde un helicóptero, se la pasan cazando gente pobre y marginada.

El tal Pablo metiéndose droga por los oclayos, momentos antes de disparar a gente marginada desde un helicóptero.

Así es su vida, hasta que la muerte de su abuelo (a quien su madre mantiene drogado y que siempre se la pasa hablando de Dios y que el padre de Pablo aún está vivo) y la presencia enigmática de Miguel, un compañero de trabajo, quien tiene una especie de ichtys (icono en forma de pez que representa a Jebús) tatuado en el brazo.

No es el Ichtys de Jebús...pero es de un Dios más chido, que duerme en las profundidades del mar...

Repentinamente Pablo se ve inmerso en la búsqueda de su padre, quien resulta ser un tal Goros, congelado criogénicamente por el gobierno, que hizo esto con varios científicos, pensadores, políticos (no sé por qué ellos, si no son indispensables) y líderes de la rebelión para tratar de usar sus habilidades en el futuro. Buena estrategia al parecer: en vez de matar a tus enemigos poderosos, los asimilas a tu grupito.

Pablo viendo porno futurista mientras trata de rescatar a Goros. Si esa pasta se hubiera gastado en una buena trama en vez de efectos...no creo que vayamos a estar tan avanzados para el 2033. Ya ven con Volver al Futuro II...

Pablo, gracias a sus conocimientos sobre el sistema, logra que Goros sea liberado de esa especie de crioprisión como copiada de The Demolition Man de Sylvester Stallone, y mientras el protagonista aprende más sobre el submundo de marginados que viven en las ruinas de la unidad Tlatelolco.

El plan de la rebelión: Un ataque a Pharmax, la empresa encargada de distribuir la droga que apentonta a la gente, plan que resulta reprimido por el ejército de Jamaro. Miguel y Lucía, el amorcito de Pablo, son capturados, pero Pablo, disfrazado de soldado, logra rescatarlos, aunque en el subsecuente tiroteo Miguel es herido y ya no puede seguir. Éste le comenta a Pablo que busque, en la biblioteca secreta en Tlatelolco (Pues al parecer los libros están prohibidos, también...cual fusil a una novela de Ray Bradbury) un diario con las ubicaciones de campamentos de rebeldes en la Sierra, o algo así.

Pablo y Lucía logran escapar, pero son recapturados por Jamaro, quien hiere fatalmente a la chava. En la patrulla que se lleva a Pablo, el conductor resulta ser de la rebelión, y ayuda al prota a escapar y regresar a Tlatelolco, donde se reúne con Goros, pero claro, la milicia llega ahí para, como todo buen gobierno promete, "acabar con los pobres"...pero nunca dicen cómo.

Pablo y Goros logran escapar, no sin antes colocar cargas explosivas en la biblioteca secreta, la cual truena como ejote y mata a muchos de los perseguidores.

Los sobrevivientes de la rebelión se ven, al final de la peli, escalando un cerro que insisto, parece de la Sierra de Santa Catarina. Goros menciona que deben encontrar a los otros rebeldes. Y así, con un tema musical medio chafón termina la peli.

Spoilers terminan.

¿Cuál es mi opinión acerca de esta cinta? Que no me arrepiento de haberla comprado con Don Garfio, pues siento que habría desperdiciado 53 pesos al ir a verla a una de las pocas salas donde se exhibía.

Con un presupuesto de 2 millones de dólares, siento que no fue pretexto para no hacer algo mejor. En mi humilde opinión hay muchos hoyos en la trama, ya que pasan de una situación a otra de una forma demasiado abrupta, y también confusa. Por ejemplo, ¿cómo coño termina Pablo metido en las ruinas de Tlatelolco, y lo mejor, sin estar a la fuerza? Ya sé que por buscar a su padre, pero no se explora esto para nada.

Se retoman clichés de otro tipo de películas, como por ejemplo, al par de días u horas de conocerse, Pablo y Lucía ya están poniéndole en una azotea de Tlatelolco. El guión carece de elementos como para mantenerte al borde de la silla, y algunas situaciones son predecibles. Es cierto que es de bajo presupuesto, pero insisto, no es esa una justificación.

Siento que la temática daba para muchísimo más, para una historia realmente fuerte, y por supuesto, que los sucesos estuvieran FUERTEMENTE ligados unos con otros. Es decir, se puede explotar mucho lo de un estado totalitario, la manipulación de las masas mediante drogas (incluso como decía, la tele cuenta como una) y un movimiento rebelde. La trama es sumamente floja, llega a aburrir después de un rato. El presupuesto al parecer se destinó bastante a los efectos especiales, y no se ocupó mucho en hacer más fuerte la trama, o crear puentes realmente fuertes entre las escenas y situaciones.

Ahora, viendo esto por otro lado, es un primer intento serio en la ciencia ficción mexicana. No se puede esperar de un primer intento algo excelente, es cuestión de probar, probar y probar. Los intentos llegan a dar, con el tiempo, algo más formadito, más aterrizado y sin tantos hoyos. Por otro lado, siempre que se anuncia una película mexicana, los mismos mexicanos llegamos a pensar que será un churro, y quizás esto influye en quienes la realizan, la hacen y la producen, quienes puede que tengan en mente la desconfianza en el trabajo que hacen y/o el miedo de hacer algo diferente, de que si no incluyen clichés o cosas refriteadas o vagamente parecidas a las producciones hollywoodenses, no va a funcionar.

La torre Banobras transformada en algo así como el Ojo de Sauron. Si me lo preguntan, las vistas de la ciudad es lo que más vale la pena de la peli.

Tiene buenos efectos especiales, y por la parte arquitectónica, me gusta ver el panorama ficticio de la ciudad al 2033.

Pongo otra imagen de lo arquitectónico. Insisto, fue lo mejor de la película. Se notan por ahí algunos proyectos que, si no me equivoco, ya están a nivel conceptual y a punto de ser construidos en la realidad.

Por otro lado, y esto lo leí en otro blog...me dio curiosidad y por eso la incluyo. Uno de los patrocinadores importantes de la peli es el gobierno del Estado de Jalisco, conocido por meterle mucha lana al santuario de los mártires de la guerra Cristera. Y en la peli, una de las pocas escenas "fuertes" que presenta al principio, es una efigie de Jebús, con la narración que pone de manifiesto que el gobierno laico, feo y malote, prohibió los cultos. Y moles!...se rompe Jebús. Como decía antes, ¿esta película es una apología versión futurista al movimiento Cristero de los años treintas?

Si Etilio metió las manos en esta peli, entonces fue como un intento de decir veladamente "si, también en la iglesia somos chéveres, vamos a actualizar un poco este rollo con algo de ciencia ficción para atraer a los jóvenes y vean qué malo malote y represivo es un gobierno laico".

Sobre todo por una nota que pongo acá al final...¿en qué período de la historia de México se dio la guerra Cristera? Durante el Maximato. ¿Y qué presidente fue representativo de ese período?

Plutarco
Elías
Calles

El nombre de PEC para el dictador maloso que prohíbe darse golpes de pecho no es de a gratis...clara, clarísima alusión a una apología del movimiento cristero. ¿Mensajes subliminales por cortesía de los Cavernales? ¿Y qué no es lo mismo controlar con drogas que con la industria del perdón, con sede en un país mediterráneo?

Que la Fuerza los acompañe...

1 comentario:

George dijo...

Excelente y atinada critica, muy objetiva, los efectos especiales hablan de la calidad del trabajo mexicano. A pesar de las apologías creo que es un trabajo bastante rescatable del cine de ciencia ficción mexicano.

No dudo que algún día este film que seguramente ya esta en los archivos de la Cineteca Nacional se convierta en materia de análisis en muchos aspectos.